Menú Cerrar

Arthur Russell

Prácticamente desconocido por el público en vida, el malogrado Arthur Russell fue un músico de extraordinario talento cuya obra e influencia no han sido adecuadamente reconocidas hasta los 2000, a través de una serie de reediciones, recopilaciones, libros y un documental biográfico. Russell grabó una ingente cantidad de material, pero su incapacidad casi crónica para terminar proyectos y su manía de revisar continuamente su trabajo, hizo que apenas publicara un álbum en vida; el sobresaliente “World Of Echo”.

Su obra, de carácter marcadamente experimental, en ocasiones se asemeja más a una exploración de diferentes lenguajes musicales (clásica, minimalista, disco, rock) que a un producto realmente terminado. Su intensa vida pareció también una interminable búsqueda. Con dieciocho años vivió en una comuna budista en San Francisco, donde profundizó en la música oriental y colaboró con Allen Ginsberg. En 1973 se traslada a Nueva York. Allí sucedería a Rhys Chatham como director del espacio The Kitchen, donde programó actuaciones de The Modern Lovers y Talking Heads, no sin cierta controversia por parte los sectores más vanguardistas. Russel no entendía de fronteras entre géneros y consideraba que el pop y el rock podían ser tan artísticos como la música de conservatorio. En aquella época comenzó también a frecuentar la incipiente escena disco de la ciudad. En 1977, bajo el seudónimo de Dinosaur, publicaría “Kiss Me Again”, un trallazo de post-disco muy influido por la no wave, que se convertiría en un tema recurrente en las noches de The Loft o Paradise Garage. En 1980 fundaría Loose Joints, con la ambición de crear el equivalente al “White Album” de la música disco. Aunque sólo llegarían a editar tres singles, su peculiar sonido está considerado como una influencia seminal en el desarrollo de la música house. También formaría parte del supergrupo de folk experimental The Flying Hearts y de la banda de power pop The Necessaries. A mediados de los ochenta le diagnosticaron sida. La enfermedad le provocaría además un cáncer de garganta. Aún así se mantuvo activo, llegando a colaborar en un álbum de Philip Glass. Finalmente moriría en 1992, con apenas cuarenta años de edad.

El retorno: “Corn” (Audika, 15), una colección de nueve temas inéditos, grabados entre 1982 y 1983, entre las que encontramos versiones alternativas de “This Is How We Walk On The Moon” o “Hiding Your Present From You”. El recopilatorio “Calling Out Of Context” (Audika, 04) ya incluía cuatro temas sacados de aquellas sesiones, en las que le acompañaron Mustada Ahmed (percusión), Peter Zummo (trombón) y Rik Albani (trompeta). Además hace dos años fue homenajeado en el álbum tributo “Master-Mix: Red Hot + Arthur Russel” (Yep Roc, 14) con versiones a cargo de Sufjan StevensDevendra BanhartJosé GonzálezHot ChipScissor SistersBlood OrangePhosphorescent

Disco imprescindible: “World Of Echo” (Rough Trade, 86), su único álbum completo publicado en vida es una obra maestra. Acompañado sólo por su violonchelo y su voz (con múltiples efectos electrónicos y repeticiones cacofónicas), Russell desnuda su alma en unos temas que todavía hoy suenan totalmente actuales. A diferencia de sus singles, aquí las estructuras parecen deliberadamente incompletas, como deconstrucciones minimalistas. Sus ritmos mutantes y sus extrañas armonías vocales, a menudo inundadas con misteriosos efectos de eco, hacen de esta su obra más radical e inimitable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies